ANDE EXIGE LA ELIMINACIÓN DEL SISTEMA DE ARRASTRE Y ADELANTAMIENTO DE ASIGNATURAS EN SECUNDARIA

La Asociación Nacional de Educadores y Educadoras (ANDE) ha solicitado, en los últimos cinco años, que se elimine de inmediato el “Sistema de arrastre y adelantamiento de Asignaturas”, en virtud de las múltiples peticiones de educadores(as), estudiantes, padres y madres de familia, que han señalado los perjuicios en el rendimiento académico de los(as) jóvenes.

 

La solicitud se hizo a la actual Ministra de Educación Pública, Sonia Marta Mora Escalante, al exministro Leonardo Garnier Rímolo y al Consejo Superior de Educación.

 

Los estudios que se han realizado sobre este tema, revelan que el Ministerio de Educación Pública (MEP), no consideró los posibles efectos del sistema en la población estudiantil, que ha señalado más perjuicios que beneficios, al continuar la deserción y la repitencia en los colegios. Los(as) estudiantes que arrastran y adelantan materias perciben que el sistema es complicado y malo a su vez, por lo que una mayoría ha optado por abandonarlo y repetir el nivel.

 

El arrastre, como parte de una política educativa que amputa el desarrollo del conocimiento y reprime al individuo, no puede caracterizarse como una política beneficiosa para la juventud. Todo lo contrario, promueve la individualidad, el conformismo, la mediocridad y la absurda competitividad capitalista, sin responder a las verdaderas necesidades del estudiantado.

 

Entre muchas de las desventajas señaladas, tanto por las y los docentes, así como por los(as) alumnos(as) del arrastre, es la ruptura que se hace del grupo, de sus iguales. Ya no comparten con un conjunto de compañeras(os) sistemáticamente, sino que por repetir unas materias, se les castiga al asistir a diferentes grupos de jóvenes, sin que esto se constituya en un todo organizado, formativo y de convivencia diaria. Se estimula la desvinculación afectiva, fraterna tan necesaria en la adolescencia y se promueve la ruptura constante con todo lo que lo rodea.

 

• Un estudio hecho en el Colegio San Luis Gonzaga de Cartago y las conclusiones de otros foros y talleres realizados en ANDE, revelan que un 58% de los(as) estudiantes matricularon únicamente las asignaturas que reprobaron y solo un 42% se sometieron a este sistema.

 

• Se evidencia que el 64% de los(as) estudiantes que solo repitieron, apelan a la seguridad de aprobar porque es menos complejo que arrastrar y adelantar asignaturas. Sin embargo, se refleja que la decisión es arbitraria pues no coincide con la normativa.

 

• Un 56% de la muestra  prefiere repetir el nivel completo, antes de adelantar asignaturas a pesar de que no se debe repetir las ya aprobadas, reflejándose otro vacío en la normativa.

 

• Un 75% de la muestra, indica imposibilidad de matricular las asignaturas que necesitan adelantar. Se evidencia una limitación administrativa por parte de la normativa.

 

• De 34 estudiantes de la muestra que adelantaban, el 44% decidió abandonar las asignaturas matriculas en el nivel superior.

 

• Se destaca que el 27% de la muestra se encuentra totalmente identificada con el grupo, pero el 73% no presenta una identidad total.

 

• El 79% considera que el curso de Ciencias Naturales de noveno es insuficiente como requisito para matricular Física y Química de décimo nivel.

 

También en múltiples instituciones educativas, el personal ha incursionado en este análisis y han llegado a las mismas conclusiones.

 

Esta nueva política no ha beneficiado en nada al estudiantado y se ha constituido en una pérdida más, cargada de amenazas y de frustraciones para los(as) jóvenes, inmersos(as) dentro de un proceso de enseñanza y aprendizaje, encerrados(as) con candado dentro de un sistema de represión, opresión y exclusión, sobre todo para los(as) más desposeídos(as) de nuestra sociedad.

 

No puede convertirse a los centros de enseñanza del sistema educativo costarricense en simples guarderías y simples centros de transmisión de conocimientos, por el contrario, estos deben ser espacios de formación continua y sistemática que atiendan las necesidades y los intereses en todos los niveles y modalidades del sistema educativo nacional.

 

ANDE jamás estará de acuerdo con una política educativa que propicia el arrastre de asignaturas, por cuanto lejos de elevar el mejoramiento de la educación y todo lo que esto implica para el beneficio de la comunidad, deteriora estos procesos y detiene el avance hacia una educación pública,  científica, creativa, transformadora e integral.

 

Por estos motivos, ANDE reitera su rechazo rotundo al “Sistema de arrastre y adelantamiento de asignaturas” y exige que el Consejo Superior de Educación lo elimine definitivamente, por el bien de nuestra comunidad educativa.

 

22 de noviembre de 2016.