Este viernes 9 de diciembre, pensionadas(os) de la Filial Básica 1-7-01P de San José, conocieron los beneficios y alcances que tendrá la implementación de la Convención Interamericana por la defensa de los derechos de las personas mayores, la cual fue aprobada por Costa Rica este año 2016.

La exposición estuvo a cargo de Lupita Chaves, especialista en derechos de las personas adultas mayores, quien explicó a los asistentes la importancia de conocer esta Convención para que las Personas Adultas Mayores (PAM), hagan valer sus derechos.

Chaves explicó que este nuevo instrumento permite un envejecimiento activo con decisiones propias. “Esta convención genera un impacto social y cambia el paradigma de dependencia de las PAM para promover su autonomía y cambia el modelo de vulnerabilidad a una persona con derechos”, expresó.

Dicha Convención se fundamenta en la igualdad y la no discriminación de la población mayor y define las obligaciones del Estado, de la comunidad y de la familia con estas personas.  “Obliga al Estado a garantizar la atención de la alimentación, cuidados personales, salud, vivienda, acceso a la justicia y otros temas relacionados con una vida digna”, agregó la especialista.

Además, enfatizó en dos temas fundamentales como lo es que nadie puede quitarle a las PAM su capacidad jurídica, como por ejemplo quitarles sus bienes que por mucho tiempo lograron obtener y que ellos(as) tengan la posibilidad de elegir por sí mismos, en asuntos relacionados con la salud, como una operación o un tratamiento que deban tomar.

Recalcó la importante de que cada persona adulta mayor conozca esta Convención para que sepa cuáles son sus derechos y hacerlos valer.

La reunión en la que se expuso este tema, fue organizada por la Filial Básica 1-7-01P y se realizó en la Sala al Mérito Andino, del edificio central de ANDE.

9 de diciembre de 2016.