La mañana de este viernes 10 de febrero, el Presidente de ANDE, Gilberto Cascante Montero, se reunió con Orlando de la O, Director de Gestión y Desarrollo Regional del MEP; para exigir la implementación de la circular DVM-PICR-0013-03-2016, emitida en marzo del 2016, referente a los módulos horarios.

Esta reunión se dio a raíz de varios casos presentados en la zona de Puriscal.

Orlando de la O señaló lo que indica la circular: “las instituciones educativas de educación primaria que no cuenten con la infraestructura necesaria para poner en vigencia la jornada ampliada y su plan de estudio, continuarán aplicando los lineamientos horarios vigentes hasta el año 2015, permitiendo -en estos casos especiales – la flexibilidad horaria por parte de director e introduciendo en ellos de manera concertada, las modificaciones que permitan encausar su sostenida y paulatina incorporación, lo anterior de conformidad con el transitorio 2 del Acuerdo del Consejo Superior de Educación N 34-97”.

Este acuerdo se aplicará a nivel nacional y no solo para las zonas en las que se han suscitado estos casos y permitirá a las direcciones flexibilizar el horario para que las y los docentes de materias complementarias puedan cumplir con la totalidad de sus lecciones.

Gilberto Cascante Montero, Presidente de ANDE, fue enfático en reiterar que la Organización ha luchado porque en los centros educativos no se limite la oferta educativa para los niños y las niñas y ha abogado por el derecho de los(as) estudiantes a recibir una educación integral.

Luego de una ardua lucha sostenida por ANDE el año anterior, para que el MEP modifique la directriz sobre la aplicación de los módulos horarios para los centros educativos, las autoridades de ese ministerio le dieron la razón a ANDE y acordaron dejar sin efecto, de manera parcial la directriz emitida a comienzos del curso lectivo, que impedía a los(os) directores  acomodar los horarios de las materias complementarias, a conveniencia de la institución.

La problemática se suscitó debido a las restricciones en los horarios de las materias complementarias, lo que ocasionó una situación caótica en la zona de San Carlos, donde los(as) docentes se vieron obligados(as) a impartir menos lecciones, por lo que no podían completar la totalidad de sus lecciones ni tomar recargos, lo que se tradujo en una disminución considerable de sus salarios.

Además dichas limitaciones violentaban el derecho de los niños y las niñas, a recibir todas las materias del currículo, pues en varias escuelas se suspendieron las lecciones de música, educación física, religión, inglés y educación para el hogar, debido a que no se contaba con la infraestructura para impartirlas o los(as) docentes no podían llegar debido a las restricciones de horario y las distancias entre las escuelas.

10 de febrero de 2017.