La Plataforma Estatal por la Escuela Pública de España, con el apoyo de las Centrales Comisiones Obreras CCOO y la Unión General de Trabajadores UGT, las Federaciones de la Educación de ambas centrales: FECCOO, FeSP-UGT,   y todos los niveles de educación desde infantil hasta la Universidad y todos los integrantes de la comunidad educativa: alumnado, padres y madres, profesorado, personal de centros educativos han convocado a una huelga general para el 08 de marzo del presente año.

Uno de cada 4 docentes es interino.

Las razones son la derogatoria de leyes lesivas a los educadores (LOMCE), la reversión a los recortes; incremento presupuestario dedicado a la educación, recuperación de un sistema de becas que garantice la igualdad de oportunidades, eliminación de las contrarreformas universitarias y de las prácticas no remuneradas, recuperación de las plantillas, dignificación de las condiciones laborales del profesorado, freno a la privatización del sistema educativo, bajada de ratios; derogación del Decreto Real RD 14/2012 de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo que introdujo los mayores recortes educativos;  el mantenimiento de la jubilación anticipada voluntaria: la negociación colectiva en todos los aspectos que afecten al profesorado; la participación de los agentes sociales en las negociaciones de un posible Pacto por la Educación.

Un breve análisis de lo que acontece en España en el sector público y específicamente el educativo  nos indica que  muy pocas cosas han cambiado en el sector educación  con el gobierno del Partido Popular PP, del Primer Ministro Mariano Rajoy y su equipo de gobierno, pese al discurso triunfal que cotidianamente realizan los voceros del gobierno sobre la situación económica.  Pese al crecimiento de un 3.2% en al  2016, esta mejora no ha llegado al bolsillo de los trabajadores. Mucho menos se han recuperado los derechos perdidos durante los años de la crisis. Con las previsiones que el gobierno envía a Bruselas no solo se consolidan los recortes  sino que se incrementarán en 10,000 millones de euros menos para educación. Por esto es imprescindible  ( manifiestan las federaciones de educadores españolas) una movilización general.

A propósito delos recortes éstos han sido drásticos. Se exige la reversión de estos recortes  que tanto han perjudicado a los educadores. Se hace necesario un incremento salarial que permitan la recuperación del poder adquisitivo y el restablecimiento de los múltiples derechos recortados con la excusa de la crisis económica; la recuperación de las 35 horas, permisos, ofertas de empleo público.

El Real Decreto ley 8/210. Estableció un recorte del 5% de los salarios y la congelación retributiva de los Empleados Públicos, este fue el inicio del duro golpe a la clase trabajadora, al imponerse una serie de  ajustes en las condiciones socio laborales del profesorado y del sistema educativo español. Siete años después estas medidas se han incrementado y se ha procedido a reformas educativas(LOMCE), que suponen un gran retroceso a condiciones del siglo pasado.

Podríamos sintetizar estos retrocesos, los que han generado las razones para ir la huelga en los siguientes puntos<.

Menos profesorado. Se aumentaron las horas lectivas. Se han destruido 35,000 puestos docentes y se ha precarizado la situación de los y las docentes.

Menos apoyo educativo. La política de recortes del Ministerio de Educación y Deportes MECD, han hecho desparecer programas educativos que tenían gran importancia a la hora de asegurar la igualdad de oportunidades y la mejora del rendimiento escolar (Educa 3, Competencias Básicas, Leer para Aprender, entre otros); las partidas de Programas de Educación compensatorias, están casi desaparecidas.

Menos recursos. Se añaden a los recursos mencionados anteriormente, los de  inversiones en infraestructura, mobiliarios , equipos para todos los niveles educativos, el descenso generalizado  de los gastos de funcionamiento  de los centros  educativos y la disminución en los gastos de personal docente y no docente.

Menos formación permanente. Desaparición de los programas para la formación permanente del profesorado, reducción de los centros de profesores, desaparición de licencias para estudios , la formación docente queda  en la voluntad individual con el consiguiente costo económico para el profesorado.

Menos financiación.

Menos oferta de empleo Público. La reducción de la oferta de empleo público OPE desde el 2011. Cuando la cifra de interinidad era del 8%, ha supuesto una disminución drástica de los puestos docentes( 35,000 ) y un aumento en la precariedad de los empleos . En el caso del profesorado de enseñanza no universitaria los interinos son un 25%.

Más ratios– Se han incrementado en un 20%, pasando a un 30% de alumnos por aula en Primaria y 35 alumnos en Secundaria, lo que repercute en la calidad de la enseñanza. Esto supone un retroceso de décadas en el sistema. La aulas de infantil masificadas han sido más difíciles de gestionar. Se han cerrado escuelas rurales; se ha dificultado la atención de los alumnos en los módulos de formación.

Más carga horaria. La aplicación del Real Decreto RD 2012, reordena en tiempo de trabajo del profesorado  generalizando las 37.5 horas de jornada.

Peores condiciones laborales.  Recorte del 5% de salarios,, más la congelación supone una gran pérdida del, poder adquisitivo. Entre 2010 y 2015, los docentes han dejado de percibir entre 10,000 y 15,000 euros de salario bruto( sin antigüedad). Eliminación y/o disminución de compensaciones económicas al profesorado itinerante, viajes y desplazamientos educativos. Se han flexibilizado las atribuciones docentes;  hoy  el profesorado es polivalente y obligado a impartir  docencia en especialidades  diferentes a la propia. Desplazamientos y supresiones del profesorado debido al recorte en el cupo de los centros y a  la pérdida de horas en materias que se han retirado de los currículos como: Educación Plástica, Música,  Filosofía o Tecnología.