Establecer un compromiso con las alcaldías del país, para el cumplimiento de los derechos de las personas adultas mayores en cada uno de los cantones del país, llevó a la Comisión Nacional de Pensionados(as) de ANDE, a invitar a las 81 alcaldías, para dar a conocer la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Adultas Mayores.

Costa Rica ratificó esta Convención el 8 de setiembre de 2016 y se convirtió en el primer país latinoamericano en aprobarla bajo la Ley 9394.

ANDE, al lado de la Junta de Pensiones del Magisterio Nacional (JUPEMA) y del Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor (CONAPAM), luchó por tres años, para que la Asamblea Legislativa la aprobara como la Ley.

En el proceso se reunió con las diferentes jefaturas y diputados(as) de las fracciones legislativas y autoridades institucionales relacionadas con esta población, con el fin de tomar conciencia de la importancia de este instrumento. También se conversó con la Casa Presidencial y la Defensoría de los Habitantes para que apoyaran este esfuerzo.

ANDE recolectó, de frontera a frontera, cerca de 12 mil firmas para impulsar la aprobación de Ley y estas se entregaron a la Primera Vicepresidenta de la República, Ana Elena Chacón Echeverría.

A la actividad asistió la Primera Dama de la República, Mercedes Peñas Domingo, quien señaló que es elemental que desde las comunidades, se promuevan políticas públicas, para estas poblaciones.

“Este tema que plantea ANDE es de vital importancia para Costa Rica y para la mejora de la calidad de vida de los y las ciudadanas. Hago un llamado para que este proyecto pueda ser trasladado a la administración central y así articularlo de la mejor manera, con las diferentes instancias del Gobierno”, puntualizó.

Rita González Prado, Presidenta de la Comisión Nacional de Pensionados(as), explicó que estos encuentros permiten analizar y definir acciones en cuanto al acatamiento los derechos de las personas adultas mayores y entablar alianzas para que estos se cumplan.

“A ustedes alcaldes, alcaldesas, les pedimos que las comunidades sean más inclusivas, que cuenten con actividades productivas para esta población. Todos(as) debemos conocer esta Convención, pues garantiza nuestro derecho a la salud, a la educación, al trabajo y a una calidad de vida verdadera”, sostuvo González.

Inducción

Las alcaldías recibieron una inducción sobre los alcances de la Convención, impartida por Sonia Salas Badilla, Jefe del Departamento de Prestaciones Sociales de JUPEMA.

Ella explicó que el objetivo de este instrumento es promover, proteger y asegurar el reconocimiento y el pleno goce del ejercicio, en condiciones de igualdad, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de la persona adulta mayor, a fin de contribuir a su plena inclusión, integración y participación en la sociedad.

“Tenemos una herramienta muy poderosa. Estamos en un proceso de empoderamiento y queremos que juntos hagamos acciones en beneficio de las personas adultas mayores. La Convención refuerza la obligación de los Estados de respetar y desarrollar esos derechos y eso incluye a los gobiernos locales”, puntualizó.

Entre los principales artículos que se mencionaron están:

Artículo 5: “Igualdad y no discriminación por razones de edad”.

Artículo 7: “Derecho a la independencia y a la autonomía”.

Artículo 8: “Derecho a la participación e integración comunitaria”

Artículo 9: “Derecho a la seguridad y una vida sin violencia”

Artículo 26: “Derecho a la accesibilidad y a la movilidad personal”. Comunidades accesibles, que haya un libre tránsito, con atención preferencial.

Además, Salas planteó algunas recomendaciones para las alcaldías, entre las que citó:

  • Exigir un enfoque diferencial al comercio en general e instituciones que prestan servicios.
  • Velar por la asignación de espacios para los vehículos de las personas adultas mayores.
  • Gestionar la construcción de espacios recreativos.
  • Exigir que en las paradas de autobuses, los niveles de las aceras sean acordes para que puedan abordar las unidades.
  • Realizar un diagnóstico de las personas adultas mayores y sus necesidades. Hacer grupos focales en las diferentes comunidades.
  • Disponer un equipo de trabajo institucional que trabaje este tema.
  • Promover la participación activa de las personas adultas mayores, en los proyectos que les conciernen.
  • Divulgar y capacitar de manera progresiva a los(as) habitantes del cantón, sobre los alcances de la Convención
  • Promover entornos seguros y amigables para todas las edades.
  • Respaldar y apoyar las acciones emprendidas por las autoridades del Gobierno.

Gilberto Cascante Montero, Presidente de ANDE, explicó que la Organización se ha abocado por mejorar la calidad de vida de la persona adulta mayor.

“Es importante, que en el marco del 75 aniversario, haya un compromiso en cada una de las comunidades, para que la Convención sea divulgada y se fomenten actividades y prácticas para garantizar su cumplimiento.

ANDE agradece a las alcaldías, el compromiso que van a asumir en las comunidades para que esto sea posible”, finalizó Cascante.

17 de mayo de 2017.